Con guiño opositor, Fernández evalúa cuarentena total

Se lo garantizaron los líderes legislativos en la Casa Rosada. El Gobierno busca garantizar servicios básicos para que la gente se encierre quince días en sus casas.

Alberto Fernández recibió a los jefes legislativos de la oposición esta tarde en la Casa Rosada y logró comprometerlos a apoyar una cuarentena de 15 días que planea desde el fin de semana, como adelantó LPO, y anunciaría este jueves tras recibir a los gobernadores en la quinta de Olivos.

“Hay que profundizar el aislamiento. Falta un paso más”, confesó el presidente en el salón de las mujeres, escoltado por Sergio Massa, Máximo Kirchner y el senador Jorge Taiana.  Según reconstruyeron varios legisladores a LPO, Alberto insistió en aplanar la curva de contagiados para que sean atendidos con facilidad por el sistema de salud, porque “si se dispara no hay manera”.

Y para lograrlo, anticipó que una de las medidas en estudio es la cuarentena total por quince días desde el sábado, que unifique el feriado de lunes y martes y con el de semana santa. Sólo podrían funcionar la provisión de alimentos, medicamentos y servicios públicos, que el diputado José Luis Ramón, del bloque Unidad Federal para el Desarrollo, pidió garantizar para que esa medida funcione. 

“Las comunicaciones y los servicios tienen que ser provistos para que la gente se quede en la casa sin problemas”, planteó.  El presidente le garantizó que trabaja en diálogo con las empresas para que colaboren y estudia compensaciones a los trabajadores autónomos golpeados por este parate nacional.

Bucca llamó a cuidar a los profesionales, después de registrarse un médico muerto en Chaco y contó que le pidió a Alberto evitar la sobre carga del Instituto Malbrán y descentralizar a las provincias los test médicos. El presidente prometió que pronto ser realizarán en 34 laboratorios con los kits de reactivos que comprará Ginés González García. También confirmó la compra de todos los respiradores que pueden producirse en el país. 

Puertas adentro, el senador Martín Lousteau, ausente en la conferencia, propuso una comunicación unificada entre oficialismo y oposición y consiguió el respaldo presidencial. Cristian Ritondo solicitó una gestión ante el gobernador Axel Kicillof para mejorar el servicio de atención rápida de salud y pidió detalles sobre los argentinos varados en el exterior.

El presidente informó que son 15 mil, la mayoría en Miami, Europa y 800 en Perú (500 en Lima y 300 en Cuzco), donde no descartan enviar un Hércules sino alcanzan los aviones de Aerolíneas Argentinas. La diputada Romina del Plá, del frente de izquierda,  recriminó haber dejado abiertas las escuelas para que fueran los docentes aún cuando no había clases.

Para evitarlo, en la Rosada trabajan en un sistema de viandas que abastezca a los chicos que se alimentan en los comedores. El presidente llegó a la reunión con Matías Lammens (Turismo), Agustín Rossi (Defensa), Eduardo “Wado” de Pedro (Interior) y Ginés González García (Salud).

Massa informó que la oposición tendrá reuniones quincenales con el Gobierno para conocer el avance de la pandemia, confirmó que los infectados 19 infectados más y alcanzan los 97 y la curva sólo puede aplanarse si la gente no sale de su casa. “Aislarse es apostar la vida; es cuidar la vida propia la de los demás”. 

“El comando sanitario y político y la responsabilidad máxima es del presidente. También el desafío de cumplir con la ampliación de capacidad sanitaria, tener más camas y más equipamiento. Y cumplir con las normas de vigilancia. Pero lo más importante en esta etapa es que entre el Gobierno y la oposición. No hay grieta, frente a esta pelea que tenemos que dar todos juntos”, garantizó el presidente de la Cámara de Diputados (Fuente: La Política Online).