Trasladaron a los rugbiers a otra cárcel y tendrán contacto con los presos

Los ocho rugbiers que siguen detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido en enero pasado en Villa Gesell, fueron trasladados a la alcaidía de Melchor Romero para que les realicen pericias psicológicas.

El motivo del traslado es que los acusados estén ubicados cerca de la sede del Poder Judicial de La Plata y así los peritos psiquiatras pueden concretar de manera “más cómoda” las entrevistas que comenzarán dentro de un mes.

Asimismo, a diferencia de lo que sucedía en la cárcel de Dolores donde estuvieron recluidos hasta hoy, los jóvenes imputados por haber matado a golpes a Fernando ahora tendrán patio y estarán alojados en celdas de a dos. Esto supone que ya no dormirán todos juntos. Sin embargo, se mantiene la decisión de cruzarlos con el resto de la población común del penal, en este caso de la alcaidía de Melchor Romero.

Se trata de las pericias psicológicas y psiquiátricas que pidió la querella y la fiscalía para saber entre varias cosas si los rugbiers “comprenden el grado de criminalidad de sus actos” al momento del hecho. Además, pretenden “evaluar la estructura de la personalidad” de cada uno de los imputados y el “grado de afectación que el consumo de drogas podría haber ocasionado en su psiquis”.

Según las fechas asignadas a cada uno de los acusados para la realización de las pericias psicológicas y psiquiátricas, los acusados permanecerán al menos un mes en Melchor Romero. De acuerdo con las fuentes, los peritajes a Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Blas Cinalli, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Matías Benicelli y Lucas Pertossi, por el “homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” de Báez Sosa y por las “lesiones” que sufrieron sus amigos, se llevarán a cabo entre el 13 y el 24 de abril próximos. Cada uno de los rugbiers será entrevistado en dos oportunidades durante ese lapso.

El traslado se dio luego de que la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores fijara ayer para el próximo 19 de marzo una audiencia oral clave, en la cual se definirá si se confirman o modifican las prisiones preventivas de los ocho jóvenes. Las fuentes consultadas por este medio aseguraron que la decisión de llevarlos a Melchor Romero “no tiene relación directa” con la posibilidad de un arresto domiciliario.

El Once

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.